24/3/10

Desatanudos de 34 años.

 ::


Baja desde la garganta hacia la boca del estómago.

Vuelve a subir, llega a los ojos.

Luego desciende nuevamente se adormecen los hombros.

Continúa cayendo y se anudan los dedos.

Y reniego de escribir lo que no tiene nombre o no quiero nombrar.

Y lo guardo, como todos los años, por varias semanas,

Lo retengo para poder juntarme, dejar acompañar-me-nos

y gritar muy fuerte: 

VERDAD Y JUSTICIA

CÁRCEL COMÚN Y PERPETUA

ADN, AHORA DEVOLVÉ LOS NENES

NI UN GENOCIDA SUELTO

ADONDE VAYAN LOS IREMOS A BUSCAR


PD: durante todos estos años me importaron un bledo los documentos, menos aún si son largos.


::